Preguntas frecuentes

La tecnología Outlast® es tecnología que regula activamente la temperatura y y el único material de cambio de fase (PCM) que ha recibido el reconocimiento de "Certified Space Technology™". Los tejidos, fibras y laminados Outlast® forman parte de multitud de productos tecnológicos y de la vida diaria.



La tecnología Outlast® trabaja activamente y utiliza materiales de cambio de fase (PCM) para absorber el calor corporal cuando este es elevado y liberarlo cuando se necesita. El hielo, por ejemplo, es un material de cambio de fase: cuando se derrite un hielo dentro de un vaso, absorbe calor y enfría la bebida. Los materiales de cambio de fase que emplea la tecnología Outlast® funcionan del mismo modo.



La tecnología Outlast® trabaja activamente y cambia según la situación personal. Absorbe el calor corporal cuando este es elevado y lo libera cuando se tiene frío. La tecnología Outlast® contrarresta las variaciones de temperatura regulando el grado de calor y humedad, y reduciendo por tanto el exceso de calor (sudoración) y de frío.



Si la tecnología Outlast® forma parte de una fibra, se mantiene permanentemente a lo largo de la vida de la prenda. Nuestros productos revestidos tienen también una durabilidad excelente en lavados a máquina y limpieza en seco. Además sometemos todos nuestros productos a pruebas conforme a los estándares industriales de resistencia al lavado.



Cada tejido y cada fibra es diferente. Tenga en cuenta las indicaciones para el cuidado de los productos con tecnología Outlast®. Estas están basadas en las recomendaciones del fabricante correspondiente y están especificadas en la etiqueta.



En el caso de las fibras, la tecnología Outlast® se introduce directamente en el hilo con el que a continuación se elabora el tejido. También se puede aplicar la tecnología Outlast® revistiendo directamente los materiales, bien mediante un tratamiento de inmersión o estampado con rodillo. Puede encontrar más información en "Descripción general del proceso".



Depende de cada producto, pero los materiales Outlast® (tejidos revestidos y fibras) alcanzan la máxima efectividad cuando se llevan lo más cerca posible de la piel. En el caso de zapatos y prendas exteriores la tecnología Outlast® se emplea como forro o entretela.



Busque el logotipo de Outlast® en las etiquetas de los productos. Todos los artículos con tecnología Outlast® deben superar rigurosos controles para poder llevar la etiqueta Outlast®.



La tecnología Outlast® trabaja de manera activa, no reactiva. Muchos productos afirman que regulan la temperatura, pero lo cierto es que solo trabajan con el sudor que ya se ha producido. En el momento en que comienzan a funcionar, el confort ya es menor debido a la sudoración. Los materiales de cambio de fase Outlast® absorben activamente el calor y lo almacenan, de modo que se controla y reduce la humedad.



Sí. El sello "Certified Space Technology™" de la Fundación Espacial estadounidense da fe de ello. La tecnología Outlast® fue desarrollada inicialmente para la NASA y se utilizaba en guantes y otras prendas para contrarrestar las variaciones térmicas en el espacio y en altitudes extremas. Outlast estuvo recientemente en el espacio, ya que la astronauta japonesa Naoko Yamazuki llevó un jersey con tecnología Outlast®.



La sede central de la compañía se encuentra en Golden, Colorado/EE. UU. La empresa cuenta con sucursales en Europa (Heidenheim/Alemania) y Asia (Hong Kong).