¿Dónde se puede aplicar la tecnología Outlast® ?


Existen infinidad de productos finales que pueden beneficiarse de las ventajas que supone la regulación activa de la temperatura y el control activo de la humedad. La tecnología Outlast® es extremadamente versátil y se puede integrar en la materia prima, en las fibras, en el hilo y en los tejidos, para utilizarse en los siguientes productos: